Imagen
  ¿No tienes la sensación de estar malgastando tu vida? Piénsalo un poco, que hoy seré algo filosófico, a lo Sihi. Porque tras todo este tiempo con la Humanidad esa pregunta me ha venido una y otra vez, y la he lanzado a muchos de los humanos con los que he tratado. Pregunta que les dejaba algo descolocados y respondían con argumentos muy parecidos y resumidos en los siguientes:

        .- No, tengo una familia, una casa, hijos y una profesión consolidada.

       .- No, la vida es un problema que hay que resolver continuamente y esa es la satisfacción.

       .- No, tengo mucho dinero, las mujeres me sobran y puedo hacer lo que me plazca.

  ¿Eso es todo a lo que aspira la humanidad? Te aseguro que no hubo muchas respuestas distintas, todas concluían en lo mismo con gran similitud. Hay que decir que por mi trabajo he tenido que codearme con gente de cierto rango, era lo que me tocaba. Así que la encuesta no la realicé con todo el espectro de clases sociales. Pero sin depender de lo expuesto, quiero seguir en la pregunta planteada. En que te la formules. Que busques una respuesta distinta a las mostradas antes. A ver qué te sale.

  

  Al ver el diario devenir de esta humanidad concluyo en que malgastan sus vidas miserablemente con tal de cumplir con los patrones establecidos socialmente, siendo, por tanto, esclavos de unas líneas trazadas por no se sabe quienes, y que fuerza a marcar las vidas hacia la misma trayectoria: a tener cosas, reputación, fama, dinero, poder, reconocimiento, éxito, renombre… Pero esta sociedad nunca ha marcado pautas que la conduzca a ser felices, no a tener felicidad, sino a ser felices, que es bien distinto. Consecuentemente, para mí, al menos, y que conste que no juzgo, estoy seguro que dedicar toda una vida a lo que sea que se haga o consiga sin que ser feliz sea el propósito a cosechar continuamente, lo considero malgastar miserable y estúpidamente los esfuerzos, las valías, capacidades y el tiempo del que disponéis.

  Si todo el afán que se pone en una vida es conseguir vienes materiales para dejarlos en manos de unos hijos, por ejemplo, que es lo más habitual, para mí es poco o nada motivador el espíritu humano. Quizá algunos digan que se trabaja para conseguir una vida mejor para los que os sucedan, para vuestros retoños, pero los hechos de la sociedad actual muestran lo contrario, pues es evidente que el planeta Tierra tal y como va en la situación presente no presenta un futuro que sea el dar un presente agradable de recibir en herencia.

  Si al menos se dedicara un mínimo de lo que quieras (pon tú el adjetivo o el verbo) en ser feliz de una vez en la vida… ¡Cómo cambiaría todo para tod@s! Porque quien gasta su vida en ser feliz, no la malgasta en tonterías y nimiedades que no conducen más que a la frustración, como mínimo, en llegar a la tumba con la “dicha” de haber dejado a los tuyos situados. Pero si se llegara al momento de la muerte con la felicidad de haber conseguido enseñar a los tuyos el arte de vivir una vida en felicidad, ¡cómo cambiaría la cosa!


 


Comments


Comments are closed.